El Caído y la Verónica

274A1022.jpg

El Caído y la Verónica

Esta imagen representaba a Jesús en la Oración en el Huerto hasta principios de la década de 1960. Más tarde pasó a transformarse en Jesús Caído. Su autoría es atribuida tanto al presbítero Joaquín Franco Forregón como a Manuel Rosso Germán. La señora María del Pilar Franco sería una de las últimas de su generación en velar por la custodia designada hacía tiempo por sus progenitores. Doña Berta Burgos, miembro directivo de la Junta por esa época, modifica la escultura cortándola en su tronco y acostándola para semejar a un Cristo sufrido y caído con la cruz a cuestas. Además el paso desfilaba los viernes de Cuaresma por la tarde en los Viacrucis que celebraba la comunidad. Poseía peluca, la cual fue retirada posteriormente, aplicándole los rizos en su caída.
Hacia 2003 el paso es transformado y deja de salir en solitario y se le adiciona la figura de la Verónica enjuagando el rostro con el paño. Con la Junta de mediados de los años 50 hacia adelante, la imagen pasó a formar parte del paso de la Santa

Mujer. La talla de origen colonial indeterminado y de autor desconocido, con técnica mixta, careta de papel y talla en madera de tamaño natural, articulada para vestir. Cercana a ella y tomándola de las manos se agrega una figura de una niña de corta edad, quien representa su hija. Técnica de fibra de vidrio. Encarnados y restauraciones de la verónica a cargo Silvio Burgos Durango en 1997 y del taller del Museo de Tradiciones Populares y Religiosas en 2013.
Hacia el 2010 se amplía el paso y se introduce un caballo, talla en madera de tamaño natural, con un jinete de soldado romano. Autor Manuel Marzola. En el 2013 se le integra un nuevo soldado que sujeta con una soga al Cristo Caído, autoría y acabados del taller del Museo.
Imagen sobre carroza con estructura de madera y metal, móvil. Técnica mixta (madera, fibra y yeso). Es un conjunto constituido por cuatro imágenes y un caballo sobre el cual va montado un soldado romano. Jesús está arrodillado al lado de la pata derecha trasera del caballo, porta una cruz de madera sobre su hombro derecho, y la sostiene con las manos por el travesaño, viste túnica de color morado y cíngulo dorado. Los otros personajes son: un soldado de pie enfrentado a Jesús con túnica roja, armadura dorada, cíngulo negro, capa roja y sandalias café. El caballo es de color café, crin y cola negra con cabeza erguida. Lo monta un soldado romano que sostiene el freno con la mano izquierda y la mano derecha levantada, viste túnica verde, armadura dorada, cíngulo negro, capa verde, protectores de piernas dorados y sandalias café. Atrás del caballo está La Verónica con su cuerpo dirigido hacia Jesús, sosteniendo un textil con la imagen de Jesús, ataviada de túnica lila de puños blancos y manto verde que le cubre la cabeza sobre la cual tiene una aureola dorada.
La carroza es de madera, móvil con arabescos superpuestos a los lados, franjas central y horizontal roja enmarcadas por molduras; de arriba abajo calado de color dorado. Faldón vino tinto cubriendo la estructura inferior.

168

Citation

“El Caído y la Verónica,” Repositorio digital de la Semana Santa en Ciénaga de Oro, Córdoba, consulta 11 de diciembre de 2019, http://semanasantalorana.digital/archivo/items/show/112.168