El cautivo

274A0994.jpg

El cautivo

La escena inicial aparece en 2003 con tres imágenes: un Cristo vestido y semiatado, el apóstol Judas queriendo dar el beso de la traición y un soldado que va con una soga para capturar a Jesús. Obra escultórica elaborada en el taller de Antonio Jaraba Dorado e hijo, y encarnado a cargo de Silvio Burgos Durango. En 2013 se le agregaron dos esculturas, San Pedro tratando de sacar una daga para cortar la oreja del soldado Malco. De último San Juan, temeroso y escondido detrás del árbol, ambos tallados en el taller de Villadiego Sierra. El tronco del árbol es de la autoría del taller de Manuel Marzola.
Es un conjunto escultórico conformado por cinco esculturas sobre una carroza con estructura de madera y metal. En primer plano está Jesús con túnica blanca y manto de color violeta. Porta en la cabeza tres potencias. A la izquierda de él se encuentra Judas con túnica roja y manto negro. A la derecha de Jesús, un soldado del Templo que lo sigue. Detrás de Judas se encuentra Pedro de túnica crema y manto de color negro. Más atrás rodeando al árbol, Juan. La Carroza es una estructura en madera con ejes metálicos y llantas para su tracción.

164

Citation

“El cautivo,” Repositorio digital de la Semana Santa en Ciénaga de Oro, Córdoba, consulta 14 de diciembre de 2019, http://semanasantalorana.digital/archivo/items/show/108.164